Buscar
  • Admin

Como mejorar la acústica en la arquitectura: absorción y difusión del sonido

En si la acústica arquitectónica busca mejorar la calidad del sonido dentro de los espacios interiores. Con comprender los conceptos básicos podemos empezar a mejorar nuestras decisiones e inclinarlas hacía buenos hábitos de acústica arquitectónica, para lograr adquirir una mejor acústica de manera eficiente y efectiva. Existen dos categorías técnicas utilizadas en la acústica arquitectónica: la insonorización y el tratamiento acústico. Puesto en términos simples, la insonorización es hace referencia a menos ruido mientras que el tratamiento acústico hace referencia a un mejor sonido.


La insonorización normalmente se utiliza en estudios de grabación musical, zonas de construcción, avenidas principales, escuelas, y en muchas otras ocasiones en las cuales el ruido suele ser molesto y ocupa reducción. Al insonorizar un espacio hacemos la estructura lo más sólida posible, sin agujeros ni grietas, buscando lograr esta reducción de sonido. Para reducir el ruido que entra y sale de un espacio, se debe incrementar la masa estructural de las paredes, el piso y el techo, y también sellar los espacios de aire que rodean las puertas y ventanas, así como las aberturas para instalaciones eléctricas y de refrigeración. El alcance de las medidas tomadas va a depender de la cantidad de ruido que haya en el exterior y de la cantidad de ruido que se quiere reducir en el interior.



Los tratamientos de sonido son utilizados para cuando se requiere mejorar la calidad del sonido dentro de un espacio: para que se escuchen unos a otros en un restaurante, que los estudiantes entiendan a sus profesores, o para que toda la audiencia disfrute de la música dentro de un auditorio. Todos los materiales de construcción contienen ciertas propiedades acústicas, ya que estas pueden ayudar a absorber, reflejar o transmitir los sonidos que son alcanzados por ellos. Cuando estos sonidos se reflejan, llegan a causar un incremento en los niveles generales de eco y reverberación en un espacio. Cuando los espacios son tratados correctamente, el eco y la reverberación se reducen, y para tratar las habitaciones, hay dos métodos disponibles: la absorción y la difusión de sonido. Las mejores estrategias de tratamiento combinan estas dos técnicas.

5 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo